Visita Galería Arte x Arte – “La certeza del ERROR” – Curador Jorge Zuzulich – Cátedra Marina Zerbarini

IMG_0609

Visita de Alumnos de la Cátedra Marina Zerbarini el 26 de Setiembre 2015.
De la Comisión “Interfaces Electrónicas” de la Universidad Nacional del Arte
Profesor Adjunto Lic. Daniel Alvarez Olmedo

flyer (1)
Galeria ARTE X ARTE
“La certeza del Error”
Una exhibición sobre el error como posibilidad estética
Del 8 de Agosto al 24 de Octubre

LA CERTEZA DEL ERROR:
LA MIRADA ARTEFACTUAL Y EL ARTE
Jorge Zuzulich (Curador)
De manera extendida, el mundo contemporáneo ha sido definido como el de la imagen, también como el del simulacro, esto es, una suerte de superficie icónica tecnológica que se superpone al mundo real y termina configurándose como más real que lo real, al decir de Jean Baudrillard. En tal sentido, tal vez, no resulte arriesgado suponer que aquel se construye a imagen y semejanza de la lógica de la interfaz, esto es, a partir de un punto de contacto, de interacción, entre el sujeto y el programa, cuestión advertida tempranamente por Vilém Flusser en Una filosofía de la fotografía. Por lo tanto, aquello que denominamos imagen no es resultado de la acción cerrada del sujeto sino del intercambio con otro sujeto de orden impersonal y tecnológico, aquello que Edmond Couchot denominó el sujeto-se. Las conceptualizaciones de Couchot instalan algunos dilemas: ¿qué implicancias traería la independización de dicho sujeto-se? ¿sería esto posible? En el marco de este contexto teórico, es posible pensar una serie de resultantes vinculadas a la interacción con dispositivos tecnológicos que permitiría la irrupción de una zona de relativa independización de dicho sujeto-se o de una mirada estrictamente tecnológica, artefactual. Probablemente, como un emergente de esta problematización, el fallo de los dispositivos tecnológicos podría ser pensado como la fisura que posibilitaría el surgimiento de una zona donde se asiente la independización del sistema más allá de los fines previsto por el hombre para el dispositivo. En concordancia con lo expresado, podemos verificar que la tradición fijada por el proceso de autonomización del arte, que en el campo de las artes visuales se desplegó entre los siglos XV y XVIII, estableció una lógica productiva centrada en una estética de la perfección (armonía, organización formal, mímesis). Así se desplazó del terreno de la visibilidad todo signo que supusiera, de manera manifiesta, un error. De manera convergente, el proceso de incorporación de los medios tecnológicos a la productividad artística (fotografía, cine, video, digitalidad)1, supuso una apertura en los modos de hacer del campo; a la vez que evidenció, en los fallos de los aparatos, la falibilidad de los dispositivos tecnológicos. Este punto negativo revirtió su signo en la medida en que dicho error fue legitimado como elemento configurador de la obra, de su estrategia productiva, dando lugar, de esta manera, a una auténtica estética del error. Con esta situación como telón de fondo, cobra forma la muestra La certeza del error.tecnológicos. Este punto negativo revirtió su signo en la medida en que dicho error fue legitimado como elemento configurador de la obra, de su estrategia productiva, dando lugar, de esta manera, a una auténtica estética del error. Con esta situación como telón de fondo, cobra forma la muestra La certeza del error.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s